Saltar al contenido

Timbal, un original instrumento de percusión

En la actualidad este instrumento es muy utilizado, incluso el intérprete suele tocar como mínimo dos timbales, con lo cual puede ofrecer muchas posibilidades. Cuando son varios los timbales que se necesitan, se disponen en forma semicircular. Dentro de la orquesta lo encontrarás en la última fila de ejecutantes, frente al director.

¿Qué es el timbal?

El timbal es un instrumento con forma semiesférica, cuya membrana se sujeta con un aro. Para afinarla se utiliza un pedal que se encarga de tensar esa membrana uniforme. Para tocar este instrumento se utiliza, baquetas de caña y cabeza de fieltro cuyas características matizaran también el sonido que se quiere conseguir.

Características del Timbal

Lo más característico de este instrumento, es quizás el método para tensar y afinar la membrana que ya hemos mencionado en el primer apartado. Para conseguir las notas más graves en el piano y mezzopiano, hay que golpear con cierta destreza, ya que pueden salir distorsionadas.

Otra característica fundamental de este instrumento, es que la notas agudas se disponen con una sonoridad seca. Y en algunas partituras también detallan el tipo de baqueta que se debe utilizar desde el grado de dureza, hasta el material con el que están hechas.
Historia del timbal

El timbal o también llamado tambor de caldera es uno de los instrumentos más antiguos y que menos modificaciones ha sufrido a lo largo de su historia. En sus inicios se utilizaba para las celebraciones y rituales antiguos, pasándose a usar para eventos militares y dar el salto a una utilización más variada, de música creada para el simple ocio. Igual que ha ocurrido con otros muchos instrumentos.

Historia del Timbal

Se sabe que el origen de este instrumento está relacionada directamente con los pueblos antiguos Hebreos y Árabes….denominándose naqqara.
Los primeros timbales que consiguieron expandirse por Europa, eran de reducidas dimensiones en comparación con los actuales. Se tiene constancia que en su uso militar, estos eran cargados por caballos o camellos, para junto a las trompetas, utilizarse para la señal la batalla.

Por otra parte su uso como instrumento musical fue creciendo a partir del siglo XIII. En la época medieval los timbales se sujetaban en las cinturas e los músicos, adaptados para las procesiones religiosas.

Quizás el punto de inflexión para que se le considerara al timbal como un instrumento de orquesta fue a finales del siglo XVII, gracias al compositor francés Lully, con la opera Theseé. Hasta incluso aparecer el primer pasaje solista de timbales en la opera de Purcell llamada The Fairy. Beethoven, también supo sacarle un gran partido a este instrumento y exploró más allá de todas las posibilidades que ya se habían ofrecido. También añadió pasajes solitas para el timbal.

En el siglo XIX, se produjo otro desarrollo de este instrumento gracias a Berlioz y Wagner. Mediante la técnica de introducir dos timbales tocados por dos timbaleros y experimentando dos tipos de baquetas. En el siglo XX, el timbal tiene su ultimo desarrollo gracias a la aparición del pedal para afinar el instrumento y la aparición de suculentos pasajes orquestales para este instrumento como fueron el Nocturne, 4 Seas Interludes y Spring Symphony.
Las partes del timbal.

Partes de un timbal

A pesar de que se trata de un instrumento muy sencillo a simple vista, es necesario distinguir algunas partes para ir familiarizándose con él.

  • La caja: Soporte donde se engancha el cuero y donde se recoge el sonido, se suele fabricar tanto de metal como de madera.
  • La membrana o piel que es la parte del instrumento donde se golpea. Suele ser de piel o plástico. Se afina poniéndola más o menos tensa.
  • Los tornillos. En los timbales suelen existir de 6 a 8 tornillos. Se utilizan para afinar y sujetar la piel. Si la piel se estira lo máximo posible obtendremos sonidos más agudos.
  • Baquetas. Sirven para tocar el timbal. Están fabricado de distintos materiales y distintas durezas y pueden conseguir efectos diferentes.

ofertas de timbal

A primera vista, se puede llegar a pensar que tocar el timbal puede ser muy fácil. No obstante la técnica es considerada todo un arte y necesita años de práctica para considerarse un verdadero intérprete de este instrumento. Existen distintas reglas que deben tenerse en cuenta si quieres llegar a dominar a este instrumento. Así como es necesario conocer cómo se reparte las notas y tonos.

Para ello se debe considerar por regla general:

Hay de tres a cuatro tamaños que pueden ofrecer distintos registros. De la membrana de 75 a 80 cm (en re) se puede afinar del re y el la bajos. Para los timbales de 65 a 70 cm de diámetro (en sol) se puede afinarse desde fa a re. Para los timbales de 60 a 65 cm se puede (timbal en do) afinándose entre si bemol y fa sostenido.Y por último timbal que mide entre 55 a 60 cm afinarse entre mi y do.

Para aprender a tocar este instrumento se debe en primer lugar aprender a sujetar las banquetas. Existen muchas formas de sujetar las baquetas pero destaca la forma alemana y francesa. Por ejemplo, el agarre alemán se basa en la sujeción de las baquetas con las palmas de la mano mirando hacia abajo. Mientras que el agarre francés, las palmas de la mano se colocan horizontalmente y la baqueta se sujeta entre la primera falange del dedo índice.

Siendo el dedo corazón muy importante para controlar la baqueta. Para muchos el agarre alemán es el más adecuado, ya que al ser un movimiento de arriba hacia abajo, se consigue toques muy naturales y amplios.

Indicador y calibre de afinación

En la gran mayoría de los timbales modernos hay lo que se llama un indicador o medidor de afinación. Para ello una aguja determina dónde está la nota con la que ha sido afinado inicialmente el timbal en relación con dónde está el pedal.

Es decir, una vez afinado el timbal se coloca delante de la aguja la letra correspondiente a esta nota. Cuando el pedal se mueva la aguja se moverá y podrá cuantificarse de esta forma cómo está variando la nota.

Tipos de timbales

Timbal básico

El timbal básico posee un parche sujetado en la parte de arriba del armazón, que es su caja de resonancia. Se basa en un aro que fija a otro aro que está pegado a la caja por una serie de tornillos. Estos tornillos se llaman pernos de tensión y existen entre 6 y 8. Por medio de estas varillas ajusta a la tensión del parche.

La caja de resonancia está fabricada de cobre, pero también, hay versiones más económicas de aluminio o fibra de vidrio. Posee una forma de caldero y según sea su profundidad la sonoridad cambia. Cuanto menos profunda sea, tendrá más brillantez de sonido. Si su forma es más profunda sus sonidos serán emitirán más oscuridad.

tipos de timbal

En el caso de las dimensiones del diámetro existe una gran variedad que van desde los 84cm, con potencia de afinar al Do inferior de la clave de Fa, hasta los 30 cm, con el rango de escritura soprano.

Timbal mecánico

El timbal mecánico se distingue por acoplar una evolución que surgió a finales del siglo XIX. Son sistemas mecánicos que aprueban tensionar y destensionar los parches sin tener que ajustar manualmente las llaves de tensión. Esto provocó el proceso de afinar un timbal de una forma rápida que a comparación del método normal.

Timbal de pedal o Timbal de Dresden

Un timbal con un mecanismo que se encarga de tensar el parche en su pedal. Al presionarse tensa unos cables sujetos alrededor del aro en forma de patas de araña y permiten rápidamente cambiar la afinación del timbal sin realizarlo manualmente

tipos de timbales

Este método se basa en un pedal que, cuando se empuja la punta hacia la parte inferior, las varillas que están puestas en forma de patas de araña tiran del aro, provoca que el parche esté más tensado. Siendo lo contrario, al presionar el pedal hacia la parte inferior, las varillas se empujan hacia arriba de forma que el aro se afloje junto con el parche.

También se conocen como timbal de Dresden, dando referencia a Alemania donde nació este invento.

Dependiendo este mecanismo de pedal, hay diferentes tipos de timbales y son los siguientes:

Con embrague

Este pedal incluye un tipo de gancho que frena al pedal, para usar el pedal y afinar el instrumento el músico debe primero desconectar el mecanismo para cambiar la tonalidad y nuevamente frenar el pedal.

De acción balanceada

Este método usa un resorte o cilindro hidráulico para conservar la tensión del parche en un tono fijo y al presionar el pedal cambia la tensión. No posee ningún mecanismo o trinquete para contener el pedal presionado a una posición fija. Aquí se tiene que mantener el pie en la posición que se quiere, es el pedal más común.

De fricción

Acá el método de fricción de igual forma puede frenar el pedal manteniéndolo en posición, pero en este caso a por medio de una traba que se mueve a lo largo de un espacio. Interrumpiendo la traba, el pedal se libera del eje y eso permite moverlo sin problema alguno.

Timbal a cadena

En este caso la forma para afinar el instrumento se necesita de una cadena que conecta todas las llaves del timbal de manera que, al invertir solo una de las llaves, la cadena transmitirá el mismo movimiento a las demás.

tipos de timbales

Una gran técnica para un intérprete que necesite afinar más de un timbal y no tenga acceso a todos con su pie, también se usan timbales a cadena para realizarlo a mano.

¿Cómo se toca el timbal?

Como otros instrumentos de tipo membranófono percutido el sonido se da por medio del golpeo de la membrana. En este caso hay una extensa variedad de baquetas y mazas que generan sonidos diferentes.

Baquetas

Hay baquetas de diferentes materiales, por lo general la varilla está hecha de madera (abedul, cerezo, bambú), pero también existen baquetas con varillas de aluminio.

El cabezal por otro lado es una esfera de madera recubierta de fieltro, hay baquetas forradas de corcho, cuero o simples.

Al seleccionar una baqueta tendrá que ser de la preferencia del intérprete o director de la obra a un sonido fijo. A un tiempo determinado se necesita cambiar de baqueta dependiendo los tipos de obras.

Técnicas de golpeo

El golpeo usual se ejecuta a 10 cm del borde, generando el sonido resonante y característico del timbal. Golpeando cercanamente los bordes, el sonido vendría siendo brillante. Un sonido brillante es aquel que con énfasis en altas frecuencias y con excelente presencia de armónicos suelen ser los principales.

Para obtener un redoble, existe una técnica muy común, se golpea cambiando rápidamente la baqueta izquierda y derecha. Se tienen que mantener las baquetas lo más cerca entre sí para obtener un sonido estable.

Otra técnica muy común es la técnica del portamento, que es la transición de un sonido hasta otro más agudo o más grave, sin que haya una interrupción o salto al pasar de uno a otro. Esto se puede realizar gracias al pedal de afinación.

Es esencial dominar la técnica de amortiguación, que permite silenciar los sonidos una vez se haya realizado el golpe para que la duración sea correcta.

Para lograr esto se colocan las yemas de los dedos sobre el parche. Para no volver a golpear el parche con la baqueta, que consisten en sostener entre el índice y el pulgar.

Por otra parte también tendrá que elegir si se debe colocar de pie o sentado. La postura de pie es más aconsejable para intérpretes de baja estatura. Aunque lo más importante es que el músico encuentre la posición que le sea más cómoda. Pero quizás esta elección también tiene que estar supeditada al tipo de obra. Por ejemplo en las obras más contemporáneas, al tener que estar constantemente usando el pie, se aconseja tocar sentado.

Tibales, precios y ofertas

Como hasta ahora, nuestros profesores y alumnos nos dan sus respectivas recomendaciones para que compres timbales de calidad y a precios económicos. A continuación te dejamos la sugerencias y el enlace para ver todo el catálogo a disposición.

Clases de cómo tocar el Timbal